El divorcio es un duelo

12919875_10154186120964962_4610049336456200864_n

Entrevista a Ortiz Liñán (Psicólogo)

“Cuando se decide un divorcio, en la mayoría de los casos de la ruptura,  se dio dentro del matrimonio y desde tiempo atrás. Así que la vida te pone en una situación inmejorable para hacer nuevas cosas y mejorar como persona, como pareja, como madre o padre. Es una cuestión de decisión personal y no por el destino o la mala suerte”, expresó Ortiz Liñán.

“Desde pequeños nos enseñan cómo llevar una relación sana, larga y superando adversidades, pero no se nos comenta qué hacer si la relación no funciona y llega a su fin. De ahí las siguientes reflexiones para ser feliz después de un divorcio y mejorar la relación con esa persona que -en algún momento de nuestra vida- decidimos unir nuestras vidas y, en muchas ocasiones, procrear hijos como resultado de ese amor”.

1. El divorcio es un duelo.

“Como tal, debemos considerar que pasaremos por diferentes etapas que van desde la negación, el enojo, la fantasía, la depresión y, por último, la aceptación de la ruptura. Si entendemos que se vivirá este proceso de duelo, podemos ser capaces de llegar en menor tiempo a la etapa final (la aceptación) de una manera más saludable. Recordemos que el duelo es una cuestión personal, e incluye el perdón de los errores cometidos por uno mismo y también los de la otra persona”.

2. Romper con el círculo de la violencia.

“Si durante el matrimonio existió violencia de una o ambas partes -ya sea física, psicológica, emocional, económica o de cualquier otra índole- lo más probable es que ésta se haya replicado mientras duró la relación y, más aún, durante el divorcio. Rompe con éste círculo, no lo continúes. Recuerda que, para hacer el amor o la guerra, se necesitan dos. No te permitas ser generador o receptor de violencia de cualquier tipo”, la económico ata y destruye casi tanto como la emocional.

3. Sentido de propiedad.

“Aunque la pareja ya no se encuentre unida, es muy común que se continúe pensado que la otra persona nos pertenece, que sigue siendo parte de nuestra vida. En mi consultorio todavía me asombra cómo, pacientes que se divorciaron hace cinco o diez años, se siguen refiriendo a su ex pareja como ‘mi esposo’ o ‘mi mujer’. Acéptalo, nos ha costado mucho trabajo como humanidad entender que las personas no somos cosas: no pertenecemos a nadie y nadie nos pertenece”.

4. Inicia nuevos proyectos.

“Es común que, durante el proceso de divorcio, creamos que no somos capaces de continuar con nuestra vida, pero en realidad sucede lo contrario. Inicia nuevos proyectos, sigue con los que tenías, cambia tus rutinas para adecuarlas a la nueva situación y, lo más importante, evita voltear a ver qué está haciendo o dejando de hacer el otro. Esto incluye una nueva relación. Regálate nuevas oportunidades de éxito y de fracaso”.

5. Lo más importante de todo: los hijos.

“No son de tu propiedad, pero son un compromiso de por vida. Sigue cumpliendo con tus deberes y obligaciones, lo más sano es que lleguen a un acuerdo. Si éste no se cumple, un juez se encargará de definir las obligaciones de cada una de las partes. Recuerda que los menores no tienen ninguna culpa de los problemas de los adultos: tras una ruptura debes mejorar la calidad del tiempo que pasas con tus hijos y adaptarte a sus diferentes etapas de desarrollo. Evita hablar mal de tu ex, esto se llama ‘alienación’ y es un tipo de maltrato infantil. Habla con ellos de la situación y los términos que se acordaron. De acuerdo con su edad, ellos tienen derecho a saber qué pasa en su entorno”.

6. Mantén una relación respetuosa.

“El respeto se traduce en responder de una forma adecuada ante las situaciones que se nos presentan, así que impide entrar en una lucha de egos que -en la mayoría de las ocasiones- solo impide el crecimiento personal y, en su caso, el de los hijos. Faltarle el respeto a otra persona, es faltarse el respeto a uno mismo. Si lo haces, deja de hacerlo y, si lo recibes, ya no lo permitas”.

7. Nunca es tarde para mejorar la comunicación.

“Las recomendaciones prácticas son: comuniquen lo necesario, previo acuerdo del tema a tratar; mantengan una actitud asertiva; lleguen a pactos con fechas y lugares a cumplir, eviten sacar a la luz reclamos y acciones pasadas y, sobre todo, sean respetuosos el uno del otro. De no ser posible, intenten que una persona en la que confíen mutuamente los acompañe para que sirva de observador y moderador de la plática: debe ser neutro en la situación de divorcio y con la expectativa de mejorar la relación entre ambos”.

8. No te tomes las cosas a modo personal.

“Uno de los errores más comunes de las personas que llegan a mi consultorio tras un divorcio es pensar que todo lo que hace la ex pareja es para fastidiarlos: creen que el otro solo piensa cómo perjudicarlos y que sus intenciones son siempre para mal. Sin embargo, la gran mayoría de estas cosas son solo suposiciones no confirmadas. No te lo tomes a modo  personal, evita estar observando qué hace tu ex y enfócate en verte a tí mismo: eso es lo importante y en lo que debes de gastar tu energía”.

9. Los aspectos económicos.

“Son precisamente ‘esas cosas de las que no se habla’ y que, en situaciones de divorcio, se vuelven una verdadera pesadilla. Infórmate conforme a la legislación de cada país para saber qué es lo que te corresponde dar o recibir y finiquita lo antes posible este tema que es -a la larga- uno de los aspectos que desgastan una relación después de un divorcio. La recomendación es que pienses objetivamente en tus necesidades y la de tus hijos, y dejes de pensar cuanto antes en las necesidades de tu ex, eso ya no es de tu interés. De no ser posible un común acuerdo, solicita la ayuda de un profesional y un acuerdo”.

10. La vida no termina.

“Mantener una actitud positiva es fundamental para evolucionar a una mejor calidad de vida personal, familiar y social. Se nos dice y educa asegurando que una crisis, como en el caso de un divorcio, es situación terrible, algo malo que nos arruinará la vida. Y puede serlo si tu así lo decides; mantén una actitud positiva ante la vida, todo lo que te pasa y las decisiones que tomes en su momento son para mejorar. Una de ellas es la separación de una persona que resultó no ser lo que esperabas. Revisa los recursos que tienes y no los que no tienes: se te abrirá un abanico de posibilidades que ni lo imaginas”

 

Entrevista a Ortiz Liñán.

El divorcio es un duelo

¿QUÉ ES EL PROYECTO SENTIDO?

fb_img_1428255480018

¿QUÉ ES EL PROYECTO SENTIDO?

El Proyecto Sentido se lo debemos a Marc Fréchet y a su propia experiencia de vida, sus estudios fueron publicados en francés y su familia se cerró en filas a que fuera conocida su historia, el murió joven con aproximadamente 50 años.

Marc tiene una madre y tras finalizar la segunda guerra mundial, es acusada por la justicia e ingresada en la cárcel, ella piensa que quedándose embarazada serían más indulgentes, entonces el niño nace en la cárcel y pasa sus primeros años de vida.

Con el tiempo uno de los proyectos que desarrolla Marc es trabajar con gente con esclerosis múltiple.

El proyecto sentido es un periodo temporal que transcurre desde 6 a 9 meses antes de concebir a un niño (puede ser consciente o inconsciente) hasta 3 ó 5 años después de que éste haya nacido.

Tiene que ver con lo que pasa alrededor de la vida de la madre y la familia, que me imprime un programa y éste va a marcar toda mi vida.

Para entenderlo, tenemos que saber que un proyecto, es algo que nosotros visualizamos antes que ocurra, este proyecto tiene una intención y un sentido; si el sentido, se adapta a nuestras expectativas, es decir, lo que tú querías que pasara ocurre, por ejemplo, quiero hacer un curso de escultura, si el curso se adapta a lo que tu esperabas pues seguramente harás más cursos y aprenderás más, si por el contrario no se adapta a tus expectativas simplemente cierras la puerta y sigues otro camino.

Cuando concebimos a un niño le ponemos una intención, y un proyecto (consciente o inconsciente), si somos conscientes del proyecto podemos utilizarlo para dar empuje a ese proyecto e incluso cambiarlo.

Por lo tanto, cuando se concibe a un niño por raro que parezca, es el peso de la historia del clan (familia) que nos vamos a encontrar.

Cuando hay un proyecto y un sentido, sólo podemos expresar ese sentido y si queremos cambiar ese sentido, debemos cambiar la idea del proyecto. Por poner un ejemplo, si yo tengo una mesa y quiero una silla probablemente tendremos que rediseñarla y cambiar absolutamente su estructura.

Dos aspectos fundamentales del Proyecto Sentido:

CUANTITATIVO

Va desde los 9 meses antes de quedarse embarazada, esto es el deseo normal de tener un hijo (consciente o inconsciente),  hasta el primer año de edad (ya que es la primera autonomía, es decir, si la madre fallece el niño sigue respirando y viviendo), y este se extiende hasta los 3 años (segundo periodo de autonomía, el niño ya camina, puede ir al baño, hace muchas cosas, ya se aleja un poco de mamá).

CUALITATIVO

Cuando viene un hijo no viene sólo, viene con toda mi historia como madre, con toda la historia del clan y lo vamos a transmitir tanto si este proyecto es consciente o inconsciente.

En el proyecto sentido hay que tener en cuenta 3 aspectos:

  1. Repetición: una madre se queda embarazada a una edad determinada y su hija se queda embarazada a la misma edad. O mi madre se separa y yo me separo, etc.
  2. Proposición: mi padre es una persona que le gusta la gente intelectual, la gente con mucha cultura y yo me caso con una persona poco intelectual, sin cultura, como a mi padre le gusta algo,…yo casualmente busco lo contrario ya que odio lo que le gusta a mi padre y por eso busco una persona que no sea nada intelectual.
  3. Reparación: Yo soy enfermera porque en mi familia hay muchos enfermos o soy médico porque ha habido alguien que ha muerto. O soy farmacéutico porque ha habido alguien que se quedó sin medicamentos.

LO PRINCIPAL ES DESCUBRIR SI YO HAGO LO QUE QUIERO O LO QUE HAGO, LO HAGO POR FIDELIDAD O LEALTAD AL CLAN (LA FAMILIA).

La pregunta es, ¿qué pasa por la vida de los padres 9 meses antes que se quede embarazada?

Por ejemplo:

Una madre tiene un padre llamado Manuel que se muere 8 meses antes de que nazca el bebé.

A este bebé le ponen el nombre de Manuel por el abuelo.

¿Casualidad? No.

Este niño nacido, no lleva por casualidad ese nombre, sus padres, han determinado un “proyecto” para él. Reemplazar al abuelo fallecido.

Esto es en cierto modo una forma de volver a llevar a Manuel a casa.

El Dr. Salomón Sellam, clasifica los proyectos sentidos en diferentes tipos:

  1. 1. Proyecto Sentido Intencional.

Consciente y explícito, es decir, en la generación de una familia el hijo mayor es médico y todos son médicos. O es notario, o es el que se dedica al campo y se da por sentado en el momento que naces, y tiene esa función y no puedes salir de ella. A lo mejor no quieres ser eso, pero entonces como tú tienes un proyecto sentido de ser eso (entras en estrés).

Porque si no hago lo que se espera de mí me siento mal (culpabilidad, fidelidad con él clan, lealtad) y si hago lo que se espera de mí también (odio impresionante).

  1. Proyecto Sentido de Acontecimientos Naturales, el guión predominante.

Soy un accidente, hay que pensar algo, el hecho de tener una relación no justifica el embarazo, hay gente que durante años sin conseguirlo desean quedarse embarazados, por lo tanto el proyecto sentido es muy inconsciente y va estudiar o repetir una historia familiar. Ser un accidente de una madre la primera vez y se queda embarazada, es un hijo no esperado y en algún aspecto no deseado, pero al final por eso se casa y por la historia te das cuenta que repite una historia de su madre (Proyecto inconsciente) y después no se entienden, hay mucha rabia y sigue con un maltrato (al final divorcio).

Por ello antes de tener un hijo, si observamos la naturaleza, es importante tener un nido terminado. Pues el niño/a que nazca puede tener problemas con la comida u otro tipo de inestabilidades (proyecto hogar inestable).

  1. Proyecto Sentido de Urgencia.

Hay un drama familiar y el niño viene a repararlo, problema familiar, una enfermedad, un divorcio, es un proyecto que viene con estrés familiar

  1. Proyecto Sentido y parto, patología neonatal.

Una persona está de 8 meses, llega a casa y ve que su padre está ahogando a su madre (vuelta del cordón). Y además de eso el niño tiene una parálisis cerebral que le afecta a una mano para evitar que pueda ahogar a alguien.

Por otro lado, todo niño que viene detrás de un aborto o una muerte es un niño de sustitución SIEMPRE. Las vueltas del cordón siempre tiene una memoria de cuello. (Alguien que se ha ahogado, un abuelo gaseado en la guerra, alguien que se ha suicidado ahogándose, etc).

Siempre que hay un niño adoptado hay un programa de abandono.

  1. Proyecto Sentido Implícito, el secreto de los padres.

Los padres tienen un secreto y el niño lo vive. Lo podemos vivir como un síntoma o como una situación, yo estoy enamorado de alguien pero me tengo que casar con otra persona, me obligan y por lo tanto tengo un programa de amor imposible (este programa puede venir por transgeneracional de nuestros ancestros y puede ocurrir que o no tengo relaciones o todos los amores de mi vida son imposible o la gente con la que puedo estar no quiero).

El eczema es que me he sentido separado, por ejemplo por una separación.

Las hemorroides porque no sabes quién es el padre.

  1. Proyecto Sentido Transgeneracional.

Inconsciente, relacionado estrechamente con la historia familiar.

  1. Proyecto Sentido a la práctica.

Proyecto sentido de una malformación, los órganos se forman en un momento dado y hay una información, por ejemplo espina bífida es cuando el tubo neuronal se cierra, cuando yo no me puedo cerrar, es que estoy viviendo una historia en que no me puedo cerrar. Es por ejemplo el caso de una hija en la que la madre se ha ido de casa porque es una esclava de los demás, se casa para irse de casa y el marido le trae a todos sus compañeros (vuelve a ser esclava). Se pasa el embarazo pensando que no es el momento y que no puede cerrar.

Problemas de corazón, el estrabismo, la ictericia son ejemplos de proyectos sentidos.

El incesto real o simbólico se marca de una manera u otra.

El hecho de no ser reconocido, de que haya un padre que no existe o no saber cuál es, o te ponen el nombre de un padre y es otro, todo esto se marca tarde o temprano en la vida.

La identidad sexual de esperar un chico y que seas una chica (o al revés), esto marca una desvalorización porque yo no soy el adecuado.

Un bebé para crecer en una familia tiene que ser cuidado, deseado y necesita el cuidado de sus padres.

El lugar en la familia.

Si eres un hijo nacido después de “alguien” que ha muerto, puedes ser un hijo de sustitución y normalmente después de un aborto nace un niño hiperactivo.

Hay gente que está dentro de una familia y piensa que hago yo aquí?

Se siente como que no tiene lugar en su familia, lo típico es que se encuentra con que los hermanos hacen todo bien y él lo hace todo mal, y además no coincide en nada, con nadie de su árbol genealógico, esta persona se siente como un extraterrestre.

¿Cómo solucionar nuestro Proyecto Sentido?

El Dr. Salomón Sellam, recomienda hablar, hablar y hablar.

Las madres siempre dirán que nunca pasó nada y que me hacía mucha ilusión tenerte (mentira típica de las madres), sobre todo por no hacer daño, lo importante es saber la información y darla sobre todo con el resentir, explicándolo todo es lo más importante, porque cuando tú lo sabes puedes hacer algo, pero cuando te lo mantienen en secreto vives un proyecto.

Hay que llegar al resentir, a lo que es más visceral, a sacar la emoción oculta llorando, gritando, reclamando (es lo más difícil,…es lo que cuesta), ya que la gente por costumbre tiende a contar sus “historias”, a explicar y a explicar, pero sin “emitir emociones”, es más bien como una especie de “contar chismes”.

Cuándo hemos vivido algo y no lo explicamos nos alejamos de la experiencia. Nos quedamos estancados en el conflicto pero no lo solucionamos.

LO PRINCIPAL ES SER VISCERAL Y BUSCAR EL RESENTIR.

Sacar, escupir, lanzar, expresar, gritar….nuestras verdaderas emociones.

Las técnicas utilizadas son PNL, líneas de tiempo, posiciones perceptivas, hipnosis, etc.

Nuestro cuerpo tiene memoria absoluta de todo, es con lo que se ha construido. Siempre que busquemos un proyecto sentido hay que buscarlo con una lógica y sentido.

¿QUÉ ES EL PROYECTO SENTIDO?