SANANDO MUJERES, AYER Y HOY

Nosotras somos la suma de nuestras generaciones pasadas y todos los errores de nuestros ancentros,  es muy importante elevar y honrar a nuestros antepasados.

Según se desprende de la filosofía Taoísta y Budista, “nosotros”, estamos ligados espiritualmente a siete (7) generaciones de antepasados.

Os invito a que aceptéis, honréis y améis, no sólo vuestro cuerpo y vuestra alma, sino también a todas las mujeres de vuestro clan familiar, es un ejercicio poderoso y sanador, que os ayudará a renovaros, a desprenderos y a sentiros en libertad.

Cada noche antes de irte a dormir, desde la calma y la tranquilidad, buscando un lugar de soledad y sin interrupciones haced este magnifico ejercicio. Mi recomendación es que se realice este ejercicio al menos, durante un mes.

(Colocamos mano derecha en el corazón y mano izquierda en el útero)…

Yo reconozco a la niña que hay en mí
Yo reconozco a la mujer que hay en mí
Yo reconozco a la mujer que es mi madre
Yo reconozco a la mujer que es mi abuela
Yo reconozco a todas las mujeres que habitan en mí

Yo pido perdón a la niña que hay en mí
Yo pido perdón a la mujer que hay en mí
Yo pido perdón a la mujer que es mi madre
Yo pido perdón a la mujer que es mi abuela
Yo pido perdón a todas las mujeres que habitan en mí

Yo perdono a la niña que hay en mí
Yo perdono a la mujer que hay en mí
Yo perdono a la mujer que es mi madre
Yo perdono a la mujer que es mi abuela
Yo perdono a todas las mujeres que habitan en mí

Yo agradezco a la niña que hay en mí
Yo agradezco a la mujer que hay en mí
Yo agradezco a la mujer que es mi madre
Yo agradezco a la mujer que es mi abuela
Yo agradezco a todas las mujeres que habitan en mí

Yo amo a la niña que hay en mí
Yo amo a la mujer que hay en mí
Yo amo a la mujer que es mi madre
Yo amo a la mujer que es mi abuela
Yo amo a todas las mujeres que habitan en mí

Yo honro a la niña que hay en mí
Yo honro a la mujer que hay en mí
Yo honro a la mujer que es mi madre
Yo honro a la mujer que es mi abuela
Yo honro a todas las mujeres que habitan en mí

Una vez terminado, haremos tres inspiraciones profundas visualizando el llevar nuestras respiraciones hacia nuestro útero,  visualizando colores claros y brillantes en cada una de las respiraciones.

“El que no conoce su aldea de origen, jamás encontrará la aldea que busca”

Proverbio chino

Anuncios
SANANDO MUJERES, AYER Y HOY

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s